Tienda de merchandising de God of War

God of War es un videojuego de Playstation que se basa en las aventuras de Kratos, un semidios Espartano, que se enfrenta a un sinfín de personajes de la mitología griega y nórdica, héroes como Heracles, Perseo… o especies mitológicas como arpías, gorgonas o minotauros. También se enfrentará a dioses griegos como Poseidón y Zeus, titanes como Cronos o dioses como Gaia.

Aunque no suele llevarse bien con los dioses, estos suelen ayudarlo puntualmente, en especial Atenea.

La infancia de Kratos se explica en el primer juego. Es maltratado tal y como solía hacerse con los niños altos y fuertes en la antigua Grecia. Ares lo secuestra y se lo lleva al reino de la muerte.

Después de ser entrenado, Kratos, ya casado y con su hija Calíope, se convierte en un gran general del ejército espartano, allí prometió no descansar hasta que la gloria de Esparta estuviera en lo más alto.

Las tácticas de sus ejércitos eran brutales y muy efectivas, pero en un enfrentamiento contra el ejército bárbaro, perdieron y con su ejército destruido y a punto de ser asesinado por el líder bárbaro, Kratos pide la ayuda al dios de la guerra Ares ofreciéndole a cambio su propia vida.

El dios desciende a la tierra y fulmina a todos los enemigos, después entrega a Kratos las Espadas del Caos, que son adheridas a sus brazos por cadenas.

El guerrero espartano sucumbe al poder de Ares y este le exige ciertas tareas de destrucción y conquista.

En una misión, Kratos debía quemar una aldea que se oponía a la armada de Esparta, en su afán de conquista, quiso ingresar al templo de la aldea aunque el oráculo le adviertió que no debía entrar, pero ingresa igualmente y termina asesinando a todos los presentes.

Cuando lanza por última vez sus espadas hacia sus víctimas, se da cuenta que había asesinado a su esposa y a su hija, queda destrozado y como castigo, llevaría siempre sobre su piel las cenizas de su esposa e hija para toda la eternidad.

Ares le explica que hizo eso para que no tenga ningún lazo afectivo y poder convertirlo en el guerrero perfecto, pero el guerrero espartano renunció a seguir siendo el súbdito del dios de la guerra.

Al querer romper el pacto con Ares, las furias encargadas de castigar a los que traicionaban al Dios de la guerra, comenzaron a hacerle ver visiones.

Orkos, hijo de las furias, traiciona a sus madres y a su padre Ares al descubrir que planeaban destronar a Zeus del Olimpo, así que avisa al espartano del hechizo que sufría, y le advierte que debía alcanzar el oráculo de Delfos para acceder a la verdad.

A pesar de que Pólux intenta que el oráculo muera y no pueda ver a Kratos, el guerrero logra descubrir su propósito antes que el oráculo fallezca. Este le avisa que encontrando los ojos de la verdad, podría romper el encanto de las furias.

Una vez alcanzado dicho elemento, las furias descubren a Orkos y toman como prisionero al espartano, quien más adelante rompe las cadenas y consigue escapar.

Las furias le ofrecen vivir una ilusión en la que su hija y esposa están vivas junto con él, pero Kratos prefiere vivir en la verdad, combatiendo y asesinando a las hermanas.

Al regresar a su casa en Esparta, Orkos le avisa que no se liberó del pacto con Ares, ya que las furias lo habían convertido a él guardián de los pactos de sangre por lo que le pide a Kratos que lo asesine. A pesar de oponer resistencia, entiende que es lo mejor y le da al hijo de las furias una muerte honorable tal y como había pedido.

Al romperse el lazo con el dios Ares, las visiones se vuelven insoportables, así que  decide quemar su casa y dejar Esparta para redimirse por su pasado, sirviendo a los dioses en busca de una salvación.

El Hacha Leviathan

Es el arma de Kratos que sustituye a las Espadas del Exilio en God of War.

Es el arma más poderosa de todas las tierras nórdicas, creada por los dos enanos Sindri y Brok para destruir el martillo de Thor y poner fin al caos que estaba provocando.

El Hacha Leviatán fue forjada para Faye pero esta se la entregó a Kratos al morir.

Kratos puede lanzar el arma y recogerla a su vuelta igual que Thor con su Martillo.

El hacha tiene poderes mágicos, entre los que destacan los ataques de hielo con los que Kratos atacará y congelará a sus rivales.

El hacha Leviathan se puede mejorar en la tienda de Brok o en la de Sindri donde además evolucionarán su diseño, otorgando acceso a más habilidades y movimientos.

Se podrán equipar nuevas runas para proporcionar diferentes movimientos especiales, y crear muchas nuevas combinaciones entre ellas, cambiando así el estilo de combate. Con cada nivel del arma se potenciarán aspectos diferentes, como fuerza, poder rúnico, defensa, vitalidad y suerte.

Leviatán es una bestia marina del Antiguo Testamento asociada con Satanás y creada por Dios.

Hoy en día es un término frecuentemente utilizado como sinónimo de gran monstruo o criatura que viene del mar.

Los Hipocampos (God of War III) y Caribdis (God of War: Ascension) fueron nombrados durante su desarrollo como Leviathan.

Caribdis conserva ese nombre en el modo multijugador.
En la punta del mango hay una imagen tallada de una serpiente simbolizando la Serpiente del Mundo, como se insinúa en The Lost Pages of Norse Myth.

Las Espadas del exilio, Espadas del Caos o Blade of Chaos

El Hacha Leviathan

Es el arma de Kratos que sustituye a las Espadas del Exilio en God of War.

Es el arma más poderosa de todas las tierras nórdicas, creada por los dos enanos Sindri y Brok para destruir el martillo de Thor y poner fin al caos que estaba provocando.

El Hacha Leviatán fue forjada para Faye pero esta se la entregó a Kratos al morir.

Kratos puede lanzar el arma y recogerla a su vuelta igual que Thor con su Martillo.

El hacha tiene poderes mágicos, entre los que destacan los ataques de hielo con los que Kratos atacará y congelará a sus rivales.

El hacha Leviathan se puede mejorar en la tienda de Brok o en la de Sindri donde además evolucionarán su diseño, otorgando acceso a más habilidades y movimientos.

Se podrán equipar nuevas runas para proporcionar diferentes movimientos especiales, y crear muchas nuevas combinaciones entre ellas, cambiando así el estilo de combate. Con cada nivel del arma se potenciarán aspectos diferentes, como fuerza, poder rúnico, defensa, vitalidad y suerte.

Leviatán es una bestia marina del Antiguo Testamento asociada con Satanás y creada por Dios.

Hoy en día es un término frecuentemente utilizado como sinónimo de gran monstruo o criatura que viene del mar.

Los Hipocampos (God of War III) y Caribdis (God of War: Ascension) fueron nombrados durante su desarrollo como Leviathan.

Caribdis conserva ese nombre en el modo multijugador.
En la punta del mango hay una imagen tallada de una serpiente simbolizando la Serpiente del Mundo, como se insinúa en The Lost Pages of Norse Myth.

Las Espadas del Caos

Estas espectaculares Espadas son el arma principal de Kratos en God of War, Chains of Olympus y Ascension, y el arma secundaria en God of War (2018).

Se las da el Dios de la guerra Ares, cuando Kratos se compromete a ser su leal siervo.

Son dos Espadas con hoja curva unidas por cadenas a los antebrazos de Kratos, con lo que le dan la capacidad de arrojarlas a gran distancia y recuperarlas como el Martillo de Thor.

Se envuelven en fuego cuando Kratos las utiliza, y se enfrían cuando se cuelgan en la espalda de Kratos.

La empuñadura tiene la forma de una calavera.

Kratos las pierde cuando Ares se las arranca de los brazos en su última batalla, perdiendo todas sus facultades.

Una vez mata a Ares, son sustituidas por las Espadas de Atenea.

“ En cuanto a Kratos, una espada y escudo normales no eran apropiados para el nuevo siervo del Dios de la Guerra. ”
– Gaia.

Más tarde, Kratos vuelve a usar sus antiguas Espadas del Caos, que guardaba en su casa envueltas en su antigua toga. Kratos usa las espadas ya que al visitar el reino de Helheim porque los enemigos son inmunes al Hacha Leviatán.

Cuando Brok ve las espadas queda impresionado. Su aspecto se ha deteriorado, pero sigue siendo un arma impresionante conservando muchas de sus facultades.

“Las Espadas de Caos, forjadas en las nauseabundas profundidades del Hades. Una vez adheridas, las hojas se mantuvieron así, encadenadas a la carne chamuscada, una prolongación del cuerpo de su portador, un recordatorio permanente de la promesa de Kratos.”
– Gaia.