Defensa Personal

Historia:

La historia de la defensa personal o de la lucha por la supervivencia se remonta al origen de la humanidad.

Características de la defensa personal:

El objetivo es que las habilidades técnicas y tácticas consigan evitar una agresión.

Para este objetivo uno es libre de utilizar todas las herramientas que le proporciona el mercado contando siempre con los límites de la legislación de cada país.

La defensa personal es por lo tanto una materia multidisciplinar que contiene habilidades de las diversas artes marciales, deportes de contacto o técnicas militares.

Dentro de estas habilidades técnicas y tácticas se distinguen habilidades defensivas y ofensivas siempre tratando de adelantarse y prevenir a las acciones del agresor.

Aspectos legales de la defensa personal:

La defensa debe ejercerse dentro del marco legal establecido por la legítima defensa.

En España:

Código penal  art. 20 (Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre)

4º. El que obre en defensa de la persona o derechos propios o ajenos, siempre que concurran los requisitos siguientes:

Primero: Agresión ilegítima. En caso de defensa de los bienes se reputará agresión ilegítima el ataque a los mismos que constituya delito o falta y los ponga en grave peligro de deterioro o pérdida inminentes.

En caso de defensa de la morada o sus dependencias, se reputará agresión ilegítima la entrada indebida en aquella o estas.

Segundo: Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla.

Tercero: Falta de provocación suficiente por parte del defensor.

5º. El que, en estado de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno lesione un bien jurídico de otra persona o infrinja un deber, siempre que concurran los siguientes requisitos:

Primero: Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar.
Segundo: Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto.
Tercero: Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse.

6º. El que obre impulsado por miedo insuperable.

7º. El que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo.

 

Interacción con el agresor

“El miedo sólo tiene un objetivo: tu supervivencia”

El miedo desencadena un cúmulo de reacciones fisiológicas: taquicardia, hiperventilación, mareo, midriasis, dificultad de pensamiento, temblores, pérdida de la motricidad, etc.

Toda situación de peligro nos genera “pensamientos” de desenlaces negativos y el nos protege, pero también nos inmoviliza.

Reacciones frente al miedo:

– Ataque

– Huida

– Bloqueo

Guerra psicológica

El agresor utiliza el ataque psicológico con el objetivo de mermar la resistencia usando su aspecto, gestos intimidantes, insultos, gritos, amenazas, mostrar un arma, etc.

A veces ante una amenaza es normal caer en un bloqueo mental, que se produce porque el cerebro entra en pánico y se llena de dudas sobre lo que debes hacer.

Cómo gestionar el miedo y vencer la guerra psicológica

Primero siendo consciente de que las reacciones fisiológicas del miedo son normales y nos ayudan a sobrevivir.

Segundo comprendiendo que la estrategia del agresor es justamente provocar que el miedo te bloquee para que la víctima no ofrezca resistencia.

Tercero mantén tu mente ocupada en buscar una solución centrándote en tus posibilidades y sus debilidades.

Intenta una solución diplomática

Un buen negociador es capaz de conseguir su objetivo incluso en las situaciones más inverosímiles. siempre trata de mostrarte muy tranquilo y trata de convencer al agresor de que no merecerá la pena.

Consejos durante la negociación con el agresor:

Trata de mantener siempre la distancia de seguridad y no bajes la guardia.

Descubre sus intereses y trata de llegar a un acuerdo sin necesidad de usar la violencia.

No te niegues rotunda o bruscamente a lo que te digan.

Establece tus límites, pero si no accede y estás en peligro, no insistas.

Intenta atacar por sorpresa en alguna distracción o descuido.

 

Tenicas de defensa personal

Posición de guardia

Posición que nos permite reaccionar en el menor tiempo posible, manteniendo el equilibrio y procurando reducir el acceso a las zonas más vulnerables ante un ataque.

Extremidades inferiores

Pierna dominante retrasada, separadas a una distancia de un metro aproximadamente, ambos pies en dirección oblicua. Esta posición permite un buen equilibrio y movilidad, un buen posicionamiento del cuerpo y facilita la defensa.

Extremidades superiores

Manos abiertas o semi abiertas cerca de la cara

Cabeza y tronco

Cabeza ligeramente agachada

Tronco ligeramente de lado.

Desplazamientos

Cambio de posición del cuerpo en el espacio de forma ágil y segura.

El principal objetivo es posicionarse fuera de la distancia efectiva de ataque del agresor, también nos permite posicionarnos para facilitar el ataque.

Esquivas y bloqueos

Consiste en evitar que el ataque del agresor te alcance o cuanto menos minimizar sus efectos.

Puede llevarse a cabo desviando la trayectoria del ataque, o moviendo el objetivo de su ataque fuera de su alcance, por desplazamiento o por bloqueo colocando algo entre el objetivo de su ataque y el.

Golpes

Consiste en percutar sobre una zona del cuerpo del agresor con el objetivo de provocar una sensación dolorosa.

Cabeza

– Frontal

– Posterior

– Lateral

Extremidades superiores

– Golpe de palma

– Golpe de reverso de palma

– Golpe de canto de mano

– Golpe de dedos

– Golpe de mano en “horquilla”

– Golpe de articulaciones interfalángicas

– Golpe de puño

– Golpe de codo

Extremidades inferiores

No se recomienda elevar demasiado la extremidad por el riesgo de perder el equilibrio y caer al suelo.

– Pisotón

– Patada ascendente

– Patada frontal

– Patada frontal oblicua

– Patada circular baja

– Patada lateral

– Patada hacia atrás o posterior

– Golpe de rodilla ascendente o circular

Presiones

Consiste en hacer presión sobre tejidos blandos con el objetivo de provocar dolor.

– Mordida

– Presión con dedos (1, 2,…5)

– Agarre

– Pellizco

Luxaciones articulares o llaves

Consiste en aplicar una tensión externa sobre una articulación..

Derribos

Consiste en provocar la caída del agresor al suelo.

Estrangulaciones

Sirven para mermar la capacidad ofensiva del agresor ya que dificultan la respiración y con ello el flujo sanguíneo al cerebro