¿Cómo luchaban los vikingos?

¿Cómo luchaban los vikingos? A diferencia de los relatos hollywoodenses y anglosajones sobre los vikingos, que los pintan como bárbaros insaciables de muerte y destrucción, los antiguos habitantes de los mares del Norte fueron una sociedad culta que desarrolló importantes tecnologías arquitectónicas y de navegación.

¿Cómo luchaban lo vikingos?  2020
¿Cómo luchaban los vikingos? 1

Hoy se sabe que los vikingos navegaban desde las costas de Suecia e Islandia hasta los Estados nidos, donde iban con A diferencia de los relatos hollywoodenses y anglosajones sobre los vikingos, que los pintan como bárbaros insaciables de muerte y destrucción, los antiguos habitantes de los mares del Norte fueron una sociedad culta que desarrolló importantes tecnologías arquitectónicas y de navegación. Hoy se sabe que los vikingos navegaban desde las costas de Suecia e Islandia hasta los Estados nidos, donde iban con frecuencia a proveerse de pescados y frutos marinos. Sin embargo, enfrentados a los sajones y luego a los cristianos, los vikingos desarrollaron importantes técnicas de batalla. a proveerse de pescados y frutos marinos. Sin embargo, enfrentados a los sajones y luego a los cristianos, los vikingos desarrollaron importantes técnicas de batalla.

vikingos ¿cómo eran?

Hoy sabemos que los vikingos son descendientes de antiguos pueblos escandinavos, que dominaron las tierras de la Europa del norte. Tenían un panteón politeísta de dioses, entre los que destacaban los dioses de la guerra y de la gallardía. Pero lo que más los caracterizaba era su capacidad para poner el cuerpo directamente en la lucha. Ello quizás se debe a la ausencia del caballo sajón o romano en sus tierras. Los caballos vikingos (suecos e islandeses) eran inteligentes y lentos, de baja estatura e inmensa fuerza para el trabajo de campo y el arreo.

Cómo luchaban lo vikingos?  2020 Carácteristicas de los vikingos
¿Cómo luchaban los vikingos? 2

vikingos luchadores de la historia

Los estilos de lucha vikingos se parecían a su estilo de vida. Como eran grandes navegantes y con costumbres seminómadas, tenían una actitud de arrojo hacia la vitalidad de la existencia. Construyeron una cultura que no temía a la muerte, es decir, para ellos la muerte no era un tabú sino un desafío y un reto de vida. Es más, se sabe que su mayor honor consistía en morir luchando por su nación. Cuando un guerrero moría en combate accedía al Valhalla, el gran reino de los guerreros caídos en combate, lugar de fiesta sagrada y honores ancestrales, donde se celebraba la existencia del mundo hasta la llegada del Ragnarok, el fin del mundo vikingo.

Sabemos con certeza que los vikingos fueron expertos en el combate cuerpo a cuerpo, y en el combate de pequeñas milicias. No utilizaban grandes ejércitos, como los escandinavos, ni utilizaban el caballo. Se dedicaron a perfeccionar la tecnología naval con pequeños ejércitos de infantería, expertos en el combate sorpresivo, incursiones relámpago que eran llamadas strandög. Por ello, tampoco se valían de pesados yelmos y armaduras, como era corriente entre la mayoría de los ejércitos medievales que transportaban sus pesadas lanzas y escudos por tierra. En cambio, los vikingos, al desplazarse marítimamente, y al desarrollar la guerra de emboscada y los ataques de sorpresa, desarrollaron espadas, lanzas, hachas y cuchillos ligeros, que permitían el fácil desplazamiento para el combate cuerpo a cuerpo.

La nota característica de los ejércitos vikingos estaba en el tipo de guerrero y en la manera en que eran reclutados para la guerra. Al ser una sociedad seminómada y navegante, dedicada más al resguardo de sus territorios que a la conquista de nuevos, los guerreros solían ser los mismos campesinos y marineros. Estos, al ser llamados por los líderes a la guerra para la defensa del territorio, acudían a un adiestramiento básico llamado fyrd. El campesino vikingo se convertía así en un guerrero armado con las mismas herramientas de trabajo en el bosque y en los mares: el hacha, la lanza de pesca, el arco de caza, el cuchillo de la zafra. Era el hombre de campo convertido en militar, que luchaba con lo que tenía, es decir, su propio cuerpo y sus herramientas de trabajo, al servicio de la defensa de sus familias y de su trabajo. Aunque, con el pasar del tiempo, los vikingos desarrollaron pequeños ejércitos profesionales de élite, sobre todo a partir del siglo IX d.C., el espíritu de la guerra vikinga de luchar por la autodefensa se mantuvo intacto.

¿Cómo luchaban los vikingos?
¿Cómo luchaban los vikingos? 3

Los vikingos escandinavos eran hombres de temperamento fuerte, parecidos al territorio que habitaban. Se organizaban para luchar en pequeños grupos de asalto, unidos por lazos de solidaridad y lealtad, pero también por lazos filiales, tribales, familiares o comerciales. Sus armamentos variaban según la riqueza del guerrero. Las armas más comunes eran las lanzas, los arcos y flechas, las ballestas, las espadas y cascos de cuero. También de cuero eran sus vestimentas de guerra, pues casi nunca usaban cotas de malla y yelmos, incómodos para el ataque sorpresa que, como se sabe, requiere mayor movilidad.

Todo sobre los vikingos

La clave para entender las formas en que los vikingos luchaban está justo en los conceptos de movilidad, provisionalidad y contingencia de sus ejércitos. Eran ejércitos ocasionales, que respondían a las necesidades de exploración, intercambio comercial y defensa. Cuando la comunidad vikinga lo necesitaba, campesinos y marineros se convertían en guerreros, hasta que era culminada la hazaña o la jornada de exploración y defensa. Entonces el vikingo volvía a su territorio, a ser señor de su granja, dedicado a las tareas de la campiña. Eran más guerreros por vocación que profesionales.

Los reyes vikingos, los jarlar del norte, eran escogidos por su fuerza y valentía en la lucha, por su arrojo y amor a su pueblo a la hora de defenderlo. Eran señores de la guerra, y sus proezas y hazañas los legitimaban como reyes. La mayoría moría joven, luego de una vida al servicio de la guerra por el pueblo, al frente de pequeños grupos de guerreros de aproximadamente 300 a 400 hombres.

Pero la más importante herramienta de lucha vikinga era el barco. Este representaba para el vikingo la vida y la muerte. Los barcos eran el espacio y el tiempo de hacia lo desconocido, hacia la aventura del mar, pero para los muertos era el transporte hacia la inmortalidad. Eran naves adaptadas al tipo de guerra vikinga: barcos bajos y alargados, sin velas, lo cual permitía hacerlos invisibles desde la costa, camuflados en el mar. Esta característica era clave a la hora de realizar sus ataques sorpresa.

Entre los avances tecnológicos que los vikingos introdujeron a la ciencia náutica se encuentran: la quilla y la vela como complemento de los remos. Antes de iniciar el combate recogían las velas y retiraban los mástiles. Entonces el barco quedaba manejado por los remos. Los barcos de los líderes vikingos eran los que más ataques recibían y alrededor de ellos se producían los ataques más fuertes. La proa era el lugar más fortificado. Construyeron barcos de tal altura, que les daba una ventaja casi absoluta a la hora de abordar las embarcaciones enemigas.

¿Cómo luchaban los vikingos?
¿Cómo luchaban los vikingos? 4

Como sucedía en los ataques en tierra firme, en el mar primero ocurría un ataque de proyectiles entre cada barco: flechas y glandes de honda, jabalinas y piedras. Al parecer no utilizaban flechas con fuego encendido, debido a la volatilidad de las embarcaciones vikingas. La batalla finalizaba cuando los tripulantes de alguna de las embarcaciones eran todos pasados a cuchillo, o cuando moría el líder enemigo. No destrozaban los barcos enemigos, al contrario, los dejaban intactos para hacerse de botines de guerra. Una de las batallas épicas, cantada por los poetas escandinavos, fue la de Olaf contra Svein, en la que el primero resultó vencedor, dándole todo el poder sobre las comunidades vikingas.

¿Cómo luchaban los vikingos?
¿Cómo luchaban los vikingos? 5

Los vikingos van a ofrecer las técnicas y la tecnología de guerra que luego utilizarán los piratas ingleses del siglo XVI en los mares del Caribe, por su extrema ligereza y efectividad de sus armas, el desarrollo de una sofisticada y veloz infraestructura de navegación, y por su valentía en el combate cuerpo a cuerpo, sin armadura ni grandes cuerpos de caballería que los resguardara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *