Características y construcción de los escudos vikingos

Los vikingos en su época fueron retratados simplemente como guerreros unidimensionales cuyos logros incluyen poco más que saqueos y asaltos. Pero, ¿de dónde se originaron los vikingos? ¿Fueron realmente paganos violentos e impíos?, puesta civilización va mucho más allá que eso,ellos fueron guerreros de altura así como también agricultores y pescadores. ustedes se preguntaran si la serie evikingos tiene razón en lo que dice.

los historiadores simplemente no pueden ponerse de acuerdo sobre si las guerreras nórdicas como Lagertha realmente existieron, dice la revista BBC History Revealed . Si bien hay historias de doncellas escudadoras, o skjaldmaer, en los relatos históricos, casi todas pueden descartarse como poco confiables, apócrifas, alegóricas o más mitos que realidad.

Aún así, pistas tentadoras y hallazgos misteriosos, incluidos artefactos que muestran a mujeres con espadas, lanzas y escudos, han impulsado la idea de que las mujeres vikingas iban a la batalla junto con los hombres. En el siglo XII, el historiador danés Saxo Grammaticus escribió sobre mujeres en Dinamarca que buscaban “con tanto celo ser hábiles en la guerra que se podría pensar que ellas mismas no tenían sexo”. Mientras tanto, en 2017, los arqueólogos descubrieron que la tumba de un guerrero del siglo X, llena de armas, en realidad pertenecía a una mujer.Con este breve relato te das cuenta que esta civilización estaba lleno de guerreros donde usaba hachas, espadas y escudos, pero lo mas sorprendente era la variedad y los diseños de sus armas incluyendo los ESCUDOS.

para hacer una pausa a esta historia y trasladarnos a una época mas actual, donde esta cultura se ha convertido en tendencia en algunas personas, te daremos una información muy importante de como eran los escudos vokingos y como se hacen en la actualidad, así que sigue leyendo y llega hasta el final.

¿Cómo son los escudos vikingos?

 Los campos de batalla de la era vikinga eran lugares aterradores donde un guerrero se enfrentaba a una lluvia de flechas y varios atacantes armados con todo tipo de armas mortales. No todos los vikingos tenían acceso a armaduras, e incluso la mejor armadura de la época no resistiría muchos golpes directos. Por lo tanto, el escudo fue quizás la herramienta más indispensable que llevaba el vikingo. El escudo era un arma tanto defensiva como ofensiva. Una vez decorado, transmitía la identidad o la lealtad del usuario y, a veces, se pintaba con runas o símbolos para lograr la victoria. 

Escudos vikingos

  Los escudos fueron esenciales en las etapas iniciales de la batalla, ya que ambos bandos se enfrentaron entre sí en competencias primarias de voluntad y luego se combinaron con la espada, la lanza o el hacha para romper las defensas del enemigo. Incluso los berserkers indomables usaban escudos (y a menudo se menciona que muerden los bordes de los escudos en su frenesí), y los portadores del poderoso Dane Axe de dos manos o la lanza cortante todavía llevaban escudos colgados en la espalda. Mostrado en la borda de sus barcos dragón, el escudo se convirtió en uno de los símbolos más reconocibles de los vikingos. Hay muchos malentendidos sobre cómo se fabricaban y usaban los escudos. Si bien se podría escribir un libro corto sobre el tema, y ​​hay mucho que está abierto a debate, este artículo discutirá algunos de los principales hechos y teorías del escudo vikingo.

Como Hacer Un escudo vikingo

el escudo vikingo común estaba hecho de madera empalmada con una a tres piezas de madera de soporte (con el soporte central sirviendo como agarre). Los escudos de madera a menudo se cubrían con una capa de cuero o lino. A medida que esta cubierta se curaba, encogía y apretaba el escudo. Las investigaciones han encontrado residuos de pintura directamente en la madera del escudo, lo que significa que algunos protectores no estaban cubiertos. En tales casos, la pintura ofrecía protección contra las inclemencias del tiempo y ocultaba la veta de la madera (y, por tanto, los puntos débiles del escudo). Los bordes también estaban forrados, generalmente de cuero, para reducir el astillado donde era tan probable que ocurriera. A pesar de la impresión predominante de que los escudos estarían bordeados de hierro, hay poca evidencia arqueológica de esto.

  Es importante recordar que, a diferencia de los ejércitos de hoy, no había un cuerpo central que distribuyera uniformes y armas a los primeros ejércitos medievales, especialmente a los vikingos. Los guerreros se equiparían lo mejor que pudieran y mejorarían su equipamiento a medida que tuvieran éxito. Lo que un vikingo buscaba en un escudo era algo que pudiera repeler los golpes y disipar la energía dirigida a ellos, tenía que ser lo suficientemente liviano para llevar, y tenía que ser asequible y disponible para ellos sin importar si eran el jarl o el el joven más verde a los remos.

La pared del escudo

   Los vikingos lucharon en guerras cara a cara. Los vikingos eran infantería de marina que usaba sus revolucionarios barcos para lograr una ventaja extraordinaria en movilidad sobre sus enemigos, pero una vez que llegó el momento de luchar, la batalla se libró normalmente a pie. Los caballos también se usaban para lograr movilidad, pero los vikingos no solían ser soldados de caballería. Más tarde, aprenderían esta habilidad de aquellos enemigos que la encontraron como una herramienta útil contra ellos, pero durante la mayor parte de la Era Vikinga, el caballo solo estaba destinado a llevar a un guerrero a la pelea o alejarlo de la pelea lo más rápido posible. Para los vikingos, la lucha real se centró en una formación de infantería conocida como muro de escudos.

PARED DE ESCUDO DE LOS VIKINGOS



  Los muros de escudos involucraban a guerreros de pie hombro con hombro con sus escudos superpuestos. Habían sido un pilar de las batallas germánicas desde el primer contacto con los romanos (700-1000 años antes) demostró que la destreza individual no era rival para el trabajo en equipo. Las tribus germánicas adaptaron rápidamente los métodos de lucha romanos a sus propios fines, y en la época vikinga, las tribus que no tenían una idea clara de lo que era Roma podían realizar las maniobras, así como las mejores legiones de César. Los barcos vikingos estaban tripulados por aproximadamente 40-60 remeros, hombres que vivían juntos y desafiaban los mares juntos (y muchos de los cuales ya eran familiares o amigos). Estas tripulaciones de barcos ahora formaban la base para el muro de escudos, con grupos de guerreros ahora formando una línea de escudos superpuestos, reforzados con otras líneas de escudos detrás de ellos. 

   Los escudos se podrían levantar según sea necesario detrás de la primera línea para formar una cobertura para flechas, jabalinas u otros misiles. Según fuentes bizantinas, la densidad ideal de una pared de escudo era de cinco a diez líneas. Un muro de escudos enemigo podría derribar muy pocas líneas; demasiadas líneas se convirtieron en una multitud inmóvil y confusa. A partir de esto, podemos suponer que nuestro barco vikingo promedio produciría una sección de muro de escudos de 8-12 hombres de ancho y cinco hombres de profundidad. En acciones vikingas más grandes, estas tripulaciones de barcos se combinarían con otras tripulaciones de barcos para formar muros de escudo a lo largo de cientos de guerreros.  

BATALLA DE LOS VIKINGOS

 Un guerrero individual tendría pocas posibilidades contra un muro de escudos. Estarían demasiado expuestos y tendrían muy pocos puntos vulnerables a los que apuntar sus ataques y probablemente serían eliminados muy rápidamente, independientemente de cuán grandes o hábiles fueran. Por esta razón, la mayoría de las batallas de la Antigüedad tardía y la Alta Edad Media involucraron el encuentro de muros de escudos con muros de escudos. 

Con ambos lados usando la estrategia básica del muro de escudos, la lucha se centró en qué lado podría mantener su cohesión por más tiempo. Aunque la mayoría de los guerreros probablemente anhelaban las rápidas y llamativas danzas de la muerte de las que cantaban las sagas, la mayoría de las batallas comenzaban como enfrentamientos con las líneas del frente de cada muro de escudos opuestos aplastando entre sí. La muerte o la discapacidad vendrían como un seax (cuchillo largo) debajo del borde del escudo o una punta de lanza sobre él. Un simple desliz podría significar la muerte. Cuando los muros de escudo se rompieron y dieron paso a los tumultos, el talento y la destreza individuales pudieron reafirmarse nuevamente, pero la forma vikinga de la guerra fue principalmente organización, trabajo en equipo, paciencia y coraje frente al caos ciego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *