S2222 Espada katana shusui de Zoro one piece

Preciosa réplica de la katana que usa Zoro en el anime One Piece Esta es una katana decorativa, sin filo, ideal para tener de exposición sin peligro. La hoja es de acero inoxidable de calidad. Mide 96 cm, 64 cm … Leer más

No clasificados 35 Más información

Katana Zoro one piece roja Sandai Kitetsu S2233

Sandai Kitetsu de Zoro de One Piece réplica no oficial de 100 cm hoja de acero negra, mango con encordado burdeos, con soporte. Tamaño total: 100 cm Tamaño de hoja: 66 cm Grosor de hoja: 3,9 mm Mango: Encordado Soporte: Con soporte

No clasificados 39 Más información

Katana de zoro one piece s2223

Katana Shusui Wado Ichimonji de Zoro de One Piece réplica no oficial de 100 cm hoja de acero, mango con encordado burdeos, con soporte. Tamaño total: 100 cm Tamaño de hoja: 66 cm Grosor de hoja: 3,9 mm Mango: Encordado Soporte: Con soporte

No clasificados 35 Más información

Katana de Zoro one piece funcional afilada S2233H

Katana Funcional Sandai Kitetsu de Zoro de One Piece. Esta es la impresionante katana que Zoro usa en el anime One Piece. Es una espada funcional y afilada, y aunque viene con caja y soporte para tener de exposición, no … Leer más

No clasificados 89 Más información
¡Oferta!

Katana Tanjiro Kamado Demon Slayer Kimetsu no Yaiba s0243

Kimetsu no Yaiba es una serie de manga de Koyoharu Gotouge. Se lanzó en Japón desde 2016 y se adaptó como una serie de televisión de anime, también conocida como Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba. Acción: Japón en la época de … Leer más

69 39 Añadir al carrito
¡Oferta!

Katana de Agatsuma Zenitsu Demon Slayer Kimetsu no Yaiba S0244

Magnífica réplica de la katana de Agatsuma Zenitsu del anime Kimetsu no Yaiba o Demon Slayer. Es una katana con hoja de acero inoxidable, mango engordado con imitación de piel de raya. Mide 101 cm  

No clasificados 59 39 Añadir al carrito

40131 Espada katana Roronoa Zoro One Piece

Zoro es un hábil espadachín, capaz de usar una, dos y tres espadas en diferentes estilos de ataque, aunque es más hábil con la técnica de espada ficticia Sant?ry? (literalmente: estilo de tres espadas), agarrando su tercera espada en la … Leer más

No clasificados 69119 Seleccionar opciones
No clasificados 13 Añadir al carrito

12106 ESPADA KATANA ENTRENAMIENTO

Espada katana samurai de entrenamiento. Es totalmente de madera lacada en color negro para darle más realismo, pero es totalmente inofensiva, ideal para practicar. Mide 100 cm

No clasificados 10 Añadir al carrito
No clasificados 159 Añadir al carrito

Katanas

El origen de las katanas japonesas se remonta a las primeras espadas rectas y con un solo filo allá por el 700 DC  y que se conocían como chokuto.

Muy probablemente pertenecían a nobles o personas importantes de la tribu. Al mismo tiempo, a medida que la cultura china evoluciona, esto se hace notar en el proceso de desarrollo de la espada japonesa.

Los términos chinos chien (espada de dos filos) y tao (cuchillo de un solo filo), sirven de precedente semántico de los kanjis japoneses ken y to, de aquí nace el término katanas como expresión del modelo estándar de espada japonesa.

Con el auge del budismo, llega un cambio importante y surgen las espadas de doble filo, rematadas con elementos ornamentales, destacando una notoria decoración en las empuñaduras.

Esto se convertirá en tendencia provocando un debate sobre lo aparatoso y poco ergonómico que resultaban.

Posteriormente, la aparición de las katanas de estilo japonés, se produce una vez el Imperio alcanza estabilidad. En ese momento, la espada ya había cobrado mucho protagonismo como arma de guerra, suficiente para que los maestros comenzaran a desarrollar una técnica especial. Es aquí cuando se le atribuye al espadero Amakuni la invención de la katana.

A partir de la Era Kamakura y tras un periodo de enfrentamientos militares, ya podemos hablar de la katana propiamente dicha. Se produce entonces un gran ímpetu en la forja de katanas, atribuido a la iniciativa del Emperador Gotoba, el cual reunió en su corte a los mejores herreros con excepcionales habilidades para este arte, donde van a destacar una serie de familias y los denominados “tres fabricantes maestros”: Masamune, Yoshihiro y Yoshimitsu.

Desde ese momento la katana ya consolidada como ejemplo de espada estándar japonesa, va a sufrir un proceso de perfeccionamiento en las técnicas de forjado y templado debido a la alta especialización de los maestros herreros que destacarán por la producción de hojas de extraordinaria calidad.

Todo cambia a partir del siglo XIV, cuando el permanente clima de guerra civil provoca un progresivo deterioro de la técnica herrera y se empieza a exigir un aumento de la producción en detrimento de la calidad.

La batalla de Sekigahara da lugar a un período más tranquilo y se abre una Etapa llamada Espadas novísimas, se caracteriza por el uso de un extravagante sistema de templado de la hoja con una hoja más brillante, pero de menor calidad. Esto refleja que la espada está ya destinada a uniformes o expositores de coleccionista y no tanto para el campo de batalla.

En el siglo XIX se aprueba un Edicto Imperial con el que se prohíbe el uso de katanas a todo guerrero, limitando su uso a las fuerzas de seguridad y militares.

Las katanas son el arma de mano más letal que se ha creado en la historia.

Su uso fue exclusivo de los samuráis, por eso se le conoció también como espada samurái aunque se trata de un sable.

Pero los samurais no fueron los únicos que usaron Katanas, también los ronin, lo que provocó que varias técnicas de fabricación de katanas se extendieran en Japón y otros países.

La katana o sable samurái simbolizaba el propia alma del guerrero, ésta no se apartaba del bushin ni siquiera cuando dormían.

Trataban siempre su katana con gran respeto y cuidado, su espada era su bien más preciado y los hacía miembros de una élite formada solo por los mejores guerreros bushin.

Cada Katana representaba a su propietario, era su sello de distinción y le aportaba honor y poder, ya que las katanas eran de uso exclusivo de los samuráis.

Estas son las partes en las que se divide una katana:

Hamon: Es la línea que separa el temple de la hoja, puede ser recta, ondulada…

Mune: Es el lomo de la espada.

Kissaki: Es la punta de la katana.

Hi: Es el surco longitudinal en la hoja, es utilizado para aligerar la pieza. También absorbe y reparte la tensión de los golpes.

Iori-mune: Es un tipo de nervio de la hoja sin rebajar.

Kissaki: Es la punta de la Katana.

Mei: Es la firma del armero en la Katana.

Mekugis: Son los pasadores que sujetan la tsuka (mango) al nakago (espiga).

Mekugi-ana: Son los agujeros para los pasadores.

Menuki: Son las aplicaciones metálicas ornamentales en los laterales del mango.

Moto-haba: Es el ancho de la hoja.

Moto-kasane: Es el espesor de la hoja en el habaki.

Mune: Es el contrafilo.

Nagasa: Es la longitud.

Nakago: Es la espiga, parte de la hoja que entra en la empuñadura donde normalmente se encuentra la firma del armero.

Niké: Es el rebaje del nervio.

Saki-haba: Es la anchura de la hoja al comienzo del kissaki.

Samé: Es el forro de la tsuka. De piel de tiburón o raya para evitar el deslizamiento del tsuka-ito.

“Saya”: Es la vaina de la katana

Sori: Se llama así a la curvatura de la katana.

Sugata: Es el tipo de hoja.

Tsuba: Es la guarda, rodela. Parte que separaba la hoja del mango. Suele ir decorado con motivos naturales.

Tsuka: Es el mango.

Tsuka-ito: Es la encordadura del mango.

Yokote: Es la línea que separa la punta del resto de la hoja.

¿Cómo se forja una katana? ¿Cómo se fabrica una Katana?

El acero que se usa actualmente para la elaboración de una katana es el AISI 1050, es fácil de trabajar y muy resistente.

Los antiguos fabricaban el acero cocíendo en un horno cerrado distintas capas de hierro, carbón y otros materiales orgánicos durante más de dos meses.

El hierro es el elemento principal, pero no es suficientemente duro por lo que no resistiría bien los golpes mellándose con facilidad, por eso se usa el acero.

El trabajo del herrero consistía en añadir alrededor de un 0,7% de contenido de carbono al acero para realizar un forjado optimo.

El acero del núcleo de la hoja es de muy poco contenido en carbono, con lo que se consigue un resultado de hoja manejable y duro.

Para el filo debe usarse el acero con más carbono.Y para conseguirlo se efectúa el temple.

En el temple se calienta el material de acero hasta una temperatura de 900 a 950°C, por debajo de la temperatura de fusión (1450 – 1500°C). Con esta temperatura, la estructura interna cambia; y al enfriarse nuevamente, recupera su forma original, pero si se enfría rápidamente metiéndola en agua, aumenta su energía interna y con ello su dureza y resistencia.

Los maestros forjadores cubrían la hoja con arcilla gruesa en el lado del lomo para que durante el temple esta parte se enfriara lentamente y recuperara su longitud. Además no lograba recuperar su longitud original y es precisamente la diferencia de longitud entre el lomo y el filo lo que genera la curva característica de la katana.

Como el núcleo tiene un contenido de carbono muy bajo, no resulta afectado por el temple y mantiene la tenacidad. El proceso de fabricación de la hoja de una katana suele ser de un meses a un año.

El acero que se usa es el tamahagane, este se rompe y se forma un ladrillo rectangular que se envuelve en papel de arroz y arcilla líquida.

Cuando se alcanza la temperatura adecuada se golpea hasta unirlo.

Este ladrillo se vuelve a calentar y se golpea con el martillo hasta hacerlo fino y alargado.

Cuando se alcanza el doble de longitud original, se realiza un corte en el medio y se dobla hasta obtener el mismo ladrillo pero con dos capas. Después se repite este mismo proceso como mínimo 12 veces, obteniendo un ladrillo de acero de la misma longitud, pero con 256 – 4096 capas de acero unidas entre sí.

Después se eliminan las impurezas de carbón, las burbujas y el exceso de carbono; y se reparte el carbono por toda la hoja

Las mejores katanas tienen hasta casi 3.000 capas.

El acero queda así bastante flexible para absorber golpes y aumentar la durabilidad en combate, pero es posible que no sea lo suficientemente duro para obtener un buen filo, este debe ser muy duro.

Por eso para crear el filo, se utiliza un segundo ladrillo con menor cantidad de doblajes. De este modo se obtiene un acero más carbonatado, que lo hace tan duro como frágil.

Este se corta en trozos que puedan rodear completamente al primer ladrillo. Se mete en el horno y se golpea hasta llevarlo a la longitud que se desee.

Para darle la típica forma de hoja de katana, se golpea el rectángulo hasta obtener la anchura necesaria en el lomo, y después se golpea el filo hasta hacerlo lo más fino posible.

También se hace la forma del kisakki -punta- y la del nakago -la inserción en la empuñadura-.

El templado consiste en elevar la temperatura de la hoja hasta el punto de austenización y después introducirla en agua fría de modo que se enfríe rápidamente, lo que genera en el acero una dureza extrema.

Para conseguir que el filo sea muy duro se realiza el templado diferenciado.

En este templado se cubre el lomo con una capa gruesa de arcilla, y se deja el filo con una fina capa que además lleva polvo de carbón.

Se calienta todo en el horno y se templa introduciéndolo en agua fría. El lomo, cubierto con más arcilla, se enfría mucho más lentamente que el filo y se consigue un temple duro para el filo y otro más blando para el lomo.

Tsuba de una katana.

El hamon de una katana es la separación entre las distintas zonas de templado. El hamon de cada katana es completamente único.

El proceso final es el pulido. En este punto se practica el mekugi-ana (agujero del nakago) donde se inserta el tope que lo mantendrá fijo en la empuñadura.

Tsuka de una katana.

Primero se debe confeccionar el habaki, que es la pieza que sirve de tope de la tsuba, sirve para ajustar la katana. El habaki se puede confeccionar de plata, bronce, cobre, latón o acero. En la antigüedad lo más usado era el bronce.

Segundo: Aquí se fabrica la tsuba -guarda de la hoja-. Su construcción se realizaba en cobre, hierro, etc, con grabados, dibujos…

Después se talla la tsuka o empuñadura. Normalmente está hecha de madera de roble para mejorar la colocación del ito que se enzarza sobre la empuñadura.

Para facilitar el trenzado se usaban cuñas de papel llamadas hishigamis en cada pliegue del ito.

Katana con su shirasaya y koshirae.

También deben realizarse en metal el fushi y la kashira, que están decorados normalmente siguiendo los mismos diseños.

Estas piezas se colocan cada una a un extremo de la tsuka para evitar una posible apertura de las dos partes que la forman.

Los menuki, que se colocan en la tsuka sujetos por el ito de forma que queden en contacto con los dedos, son amuletos realizados en metal que pueden tener toda clases de formas.

La hoja se inserta y se fija mediante un tope de metal o de bambú al mekugi-ana.

La saya o funda se fabrica habitualmente de madera de magnolia lacada.

Tipos de Katanas :

Shinken

Tachi

Kodachi

Ninjato

Iaitō

Wakizashi o shōtō, es un sable corto tradicional japonés, con una longitud de entre 30 y 60 centímetros. Es similar en forma a la katana, pero el filo es generalmente más delgado y puede herir con mayor facilidad un objetivo desprotegido. Los samurái a menudo llevaban ambas, denominándolas como daishō -la larga y la corta-

Tantō

El tanto es un arma corta similar a una katana,​ del tamaño de un puñal con una longitud de hoja entre 15 y 30 cm. A primera vista puede confundirse con una “pequeña katana”, pero su diseño es diferente. La estética es idéntica, pero el diseño de la hoja y la empuñadura son más sencillos.

Guntō
Sakabatō
Shikomizue